Periodismo Independiente

martes, noviembre 07, 2006

REALIDAD PERUANA

I.- INTRODUCCIÓN

La presente monografía trata sobre una investigación referente al crecimiento poblacional Local.


El Trabajo se sustenta en el desarrollo de aspectos conceptuales del Tema y de la historia general del Perú; descubrimientos y conquistas y lo que sobre el particular representa en la actualidad.


La metodología empleada ha permitido identificar asuntos trascendentes del curso, que han dado soporte para el desarrollo de los temas motivo de este trabajo.

II.- DESARROLLO DEL TEMA

1.- ASPECTOS CONCEPTUALES

CONTEXTO HISTÓRICO
DE LA REALIDAD PERUANA

TEORIA DEL DESARROLLO

Los conceptos de zonas económicamente subdesarrolladas y países atrasados, hicieron su primera aparición pública después de la Segunda Guerra Mundial, en las reuniones de las Naciones Unidas entre 1945 y 1950. Sólo estudiaba los problemas de los grandes países occidentales.

Los expertos de la época solían denominarlos a estos países utilizando términos meramente descriptivos, como los de países pobres o países atrasados. En un primer momento, estos expertos principalmente norteamericanos, cuando estudiaban una economía subdesarrollada la comparaban con las características de una economía desarrollada.

Las Tesis de Raymond Barre

En 1958, el notable economista francés Raymond Barre publica El desarrollo económico, en el cual señala como las características básicas de la economía de un país subdesarrollado las siguientes :

a. Presenta una estructura primaria y dual. Predominan las actividades primarias : producción extractiva y de materias primas (principalmente agropecuarias, mineras y pesqueras). Es dual porque comprende dos estructuras económicas yuxtapuestas : un sector precapitalista, atrasado (pequeñas economías (pequeñas economías cerradas – artesanales y agrícolas de subsistencia y trueque) ; y un sector capitalista, moderno: conformado por empresas extranjeras, dedicadas a la industria y al comercio exterior; y por empresas nacionales escasamente industrializadas y otras dedicadas al comercio y a la especulación.

b. Su funcionamiento se caracteriza por la inestabilidad en la producción (una agricultura sometida a los caprichos de la naturaleza, una minería subordinada a las decisiones de las empresas extranjeras, quienes deciden el volumen y la frecuencia de las exportaciones, precios etc.) y por su dependencia respecto a las grandes empresas extranjeras.

c. Una economía que difícilmente puede romper “el circulo vicioso de la pobreza”: una economía que al día consume todo lo que produce, a falta de nuevas inversiones;(“los hombres son pobres porque producen poco y producen poco porque son demasiado pobres”, a menos que recurra a la ayuda externa.

Las Tesis de Walt W. Rostow

En 1960, aparece otro texto de gran influencia, Las etapas del crecimiento económico, de Walt W. Rostow, en el que afirma que todos los países transitan por cinco etapas:

a. La etapa de la sociedad tradicional; es aquella que posee una economía primaria de producción limitada, por su escaso acceso a la ciencia y a la tecnología.

b. La segunda etapa de crecimiento abarca las sociedades que se hallan en proceso de transición; periodo en el que se desarrollan las condiciones previas para el impulso inicial. Esta etapa no surge endógenamente, sino de una intrusión de sociedades mas avanzadas.

c. El impulso inicial o el despegue; etapa en la cual se encuentran las sociedades modernas de la actualidad, en la que se superan todos los viejos obstáculos y resistencias contrarios a un crecimiento permanente.

d. La marcha hacia la madurez; largo intervalo de progreso sostenido: la producción debe sobrepasar al aumento de la población, mejoramiento de la tecnología.

e. La era del alto consumo en masa; en la cual los sectores económicos se orientan hacia la oferta de bienes y servicios duraderos de consumo, donde el ingreso real per capita aumenta a un nivel superior de consumo.

La teoría del Desarrollo tuvo una gran difusión y ejerció una gran influencia entre los políticos y pensadores de la época. El Papa Pablo VI, en 1967, en su Encíclica Populorum Progresivo, afirmó: “El nuevo nombre de la paz se llama desarrollo”.

TEORIA DE LA DEPENDENCIA Y LA DOMINACIÓN

En la década de 1960, un nutrido grupo de sociólogos y economistas inician una contraofensiva ideológica contra estas tesis desarrollistas y contra sus autores, quienes describen y explican las consecuencias de la pobreza, pero no explican las causas de la problemática real de la pobreza de los países de África, Asia y América Latina. Entre los más destacados críticos se encuentran: Paul Baran(E.E.UU), André Gunder Frank (Alemania), Ives Lacoste y Charles Betthelheim (Francia), Theotonio Dos Santos y Fernando E. Cardoso(Brasil).

Estos autores plantean las siguientes tesis:

a. En la actualidad (década del 60) los países pobres del mundo atraviesan por una profunda crisis general: económica, social e ideológica.

b. El concepto o modelo de economía o sociedad desarrollada es el resultado de una abstracción ideológica (porque es meramente formal y por tanto histórica ); el tiempo histórico entre los países no es unilineal, no se pueden repetir las experiencias históricas de estos países; todas las sociedades avanzan paralela y simultáneamente.

c. Para comprender el origen de la actual miseria de estos países, es necesario conocer su historia, y al conocerla nos daremos cuenta que la historia de su pobreza está ligada a la historia de la prosperidad y desarrollo de los países ricos.

d. El modelo de economía que recomendaban las tesis desarrollistas fue un rotundo fracaso: el desarrollo hacia el mercado interno no logra la autonomía, todo lo contrario: acentúa la dependencia.

e. Los países pobres no son “subdesarrollados”, sino son países dependientes. Dependientes que se expresa de la siguiente manera:

* Dependencia comercial: ¿a quiénes exportamos? El principal comprador de nuestros productos son los EE.UU.; país que controla, asimismo, el mercado(decide el volumen de la venta, la frecuencia y los precios).

* Dependencia financiera: las inversiones y préstamos que realiza el capital extranjero están orientadas a obtener el máximo de ganancias.

* Dependencia industrial y tecnológica: Las economías latinoamericanas se irán subordinando al volumen y al precio de estas tecnologías, y adaptando al ritmo y ala forma en que se desarrollan la industria de EE.UU y de otros países avanzados.

f. La historia de América Latina, desde la explotación colonial que ejerció España y Portugal, y posteriormente Inglaterra y Estados Unidos, ha sido hasta hoy la de ser países dependientes y dominados.

g. La situación de dependencia no es posible romperla aislando al país de las influencias externas, pues esto simplemente provocaría el caos.

Los sostenedores de la Teoría de la Dependencia concluyen que el factor determinante en la historia y la situación actual de las sociedades latinoamericanas y en el Perú en particular, es la situación de dominación y dependencia respecto a los intereses hegemónicos de una potencia extranjera.

Cuando se derrumbó la dominación colonial hispana, el Perú se convirtió inmediatamente en un país dominado por los intereses de Inglaterra.
Después de la 1ra. Guerra Mundial serán los intereses económicos de los EE.UU, los que ejercerán influencia en la evolución y el ritmo de nuestra economía. El camino hacia la segunda y definitiva independencia, implica asumir una política tendiente no sólo a superar la dominación externa e interna, sino también acceder a la equidad en el trato multilateral entre las naciones.

ETAPA DEL DESARROLLO AUTÓNOMO DE LAS
SOCIEDADES ORIGINARIAS ANDINAS
(20,000 A-C.-SIGLO XVI)

Las altas culturas andinas preíncas

Las primeras sociedades que poblaron los andes sudamericanos no dependían de nadie. Todo lo que ellos producían les pertenecía.

Las sociedades que precedieron a la Inca basaron su economía en el desarrollo de la agricultura y ganadería, principalmente. Así como también de la pesca, textilería, cerámica y metalurgia.

Las sociedades más desarrolladas estaban organizadas en estados teocrático (Chavín ), militarista (Wari) o aristocrático (Chimú ).

En casi todas estas altas culturales habían dos grandes clases sociales: la aristocracia gobernante y el pueblo. El cumplimiento de las tareas económicas y la distribución de la riqueza socialmente producida, eran desiguales: unos trabajan más que otros y aquellos que trabajaban más eran los que menos recibían.

La sociedad inca

Las actividades económicas más importantes y desarrolladas de la sociedad Inca, que estaba ya superando la etapa de la barbarie, fue la agricultura y la ganadería. Fue una sociedad aristocrática, con marcadas diferencias administrativa y el pueblo. Los miembros del pueblo pertenecían a un ayllu o comunidad, que eran agrupaciones familiares con vínculos comunes.

Las tierras de cultivo y de pastoreo, estaban divididas en cinco: 1) tierras que recibía cada familia, 2) tierras del estado, 3) del curaca, 4) del sol o las destinadas al culto, y 5) de la comunidad.

De acuerdo al principio de la reciprocidad, cada ayllu estaba obligado a trabajar, por turnos (sistema denominado mita) las tierras del estado, del curaca y de los sacerdotes. La minka era el trabajo solidario y comunitario, que se efectuaba al interior de cada ayllu.

El estado acumulaba productos y riqueza, pero de acuerdo al principio de redistribución, el sobrante era empleado de los siguientes modos: a) como reserva estratégica en previsión, b) como reserva militar, c) redistribución privilegiada, a favor de la alta nobleza d) redistribución a favor de los curacas y Señores de provincia; e) redistribución al pueblo si faltaba alimento.

De esta manera, el pueblo estaba obligado a tributar en producto o tiempo de trabajo.


ETAPA DE LA DOMINACIÓN Y LA DEPENDENCIA
(A PARTIR DEL SIGLO XVI)


Fase de la dominación colonial hispana (siglo XVI -1821)

Con las invasiones sucesivas en territorio americano por parte de España, Inglaterra y Portugal, se ejerce sobre estos pueblos una dominación de carácter colonial.

Con la conquista y posteriormente con el Coloniaje, el Perú se integra de manera subordinada al mercado internacional en expansión controlado por la Corona Española.

En los siglos XV y XVI los países más avanzados de Europa (Inglaterra, España, Italia) vivían los últimos siglos de la feudalidad y el mercantilismo. El mercantilismo que sirvió de base posteriormente al capitalismo, consistió en el desarrollo del gran comercio transoceánico.

En esos siglos se log5ró el desarrollo de nuevas disciplinas científicas y el descubrimiento y conquista de nuevas regiones.

Sin embargo, la economía interna de España aún se desenvolvía en una economía feudal (latifundio señorial y trabajo de servidumbre en el campo, y producción artesanal en la ciudad).

El feudalismo constituyó un reparto, entre los conquistadores, de hombres y tierras. Así el español ejerció un dominio sobre ellas y los hombres nativos que las habitaban. El Rey de España y el Virrey le entregaba en propiedad a cada conquistador grandes extensiones de tierras y le “encomendaba” a que doctrine a los indígenas que habitaban en dichos latifundios, a cambio de esta labor de civilización y adoctrinamiento, los indígenas deberían de trabajar dichas tierras.

Fue la producción de oro y plata lo que les interesó más a los españoles. Así la economía peruana dejó de ser productora de alimentos(agrícola y ganadera) para convertirse en una economía predominantemente minera, explotación casi esclava de la mano de obra indígena, a través de la mita minera. Esta inhumana explotación de los antiguos peruanos que duró casi tres siglos, significó una brusca disminución de la población indígena.

El coloniaje español había exterminado el 93% de la población peruana. Esto posteriormente, obligó a la Corona española a trasladar población sobrante de otros territorios colonizados( del continente africano).

Así, a la dominación externa se adicionó una dominación interna en el seno de la sociedad colonial.

La Conquista podría haber sido fácil para España, pero no así el Coloniaje. El carácter violento de la dominación hispana encontró también una respuesta violenta de rechazo y resistencia.
A fines del siglo XVIII, se intensifica el comercio en la costa del Atlántico, dinamizado por las flotas de Inglaterra y Francia. Es así que se crean los Virreynatos de Nueva Granada y el de Buenos Aires. Mientras estos nuevos Virreynatos se van a modernizar, el del Perú va a empezar a disminuir su hegemonía continental.

FASE DE LA DOMINACIÓN SEMICOLONIAL BRITÁNICA (1821-1910)

En el siglo XVIII, en Europa occidental, se expresa el paso del capitalismo mercantil, al capitalismo industrial de libre competencia.

Entre 1760 y 1800, se desarrolló en Inglaterra una revolución industrial, al inventarse la máquina a vapor y al aplicarse al transporte, y el invento de diversas máquinas – herramientas, principalmente para la industria textil.

Inglaterra se lanza a la búsqueda y conquista de mercado (para su gran producción textil y de maquinarias) y fuentes de materias primas(carbón, hierro, algodón, lino, lana, etc) para sus industrias. Esto lo lleva a desarrollar una política de expansión territorial vía la guerra imperialista.

El interés de Inglaterra por arrebatarle a España sus colonias de América, la agudización de las luchas independentistas, crearon la coyuntura propicia para que se iniciara las grandes guerras de independencia, a quienes Inglaterra dio amplio apoyo moral, económico, militar e ideológico.

A diferencia del monto de nuestras exportaciones (de plata, oro), en 1838, cuyo valor era de 1’576,000 pesos, en 1860. Entre 1841 y 1879, el Perú exportó entre 11y 12 millones de toneladas de guano, generando un ingreso de 750 millones de pesos.

El estado era el propietario del guano, establecía diferentes contratos con comerciantes extranjeros y nacionales, forma de consignación o de monopolio, y tenía ingreso fiscal entre el 40 y el 70% de esa inmensa masa de dinero, gran parte fue dilapidada: casi el 54% fue para el mantenimiento de la burocracia y militar de aquel entonces.

Al crecer el endeudamiento externo el Estado se ve obligado a firmar, en 1889, el Contrato Grace, a través del cual el estado peruano cede a sus acreedores ingleses el control y la administración de sus principales recursos productivos, los ferrocarriles etc,
Desde 1885 a 1895, la plata, el azúcar, el caucho y el algodón, fueron los productos que reactivan la economía peruana. Al ser reemplazado el guano ene le mercado internacional por abonos sintéticos.

En esta fase de su historia el Perú era un país semicolonial y semifeudal. El Perú cumplía su papel de productor de materias primas. En Inglaterra se decidía el qué producir, en qué cantidad, a qué precio y bajo qué condiciones de trabajo.

Como el capital británico se desarrollo principalmente en la costa peruana, dejó intacto los extensos residuos de feudalidad que se mantenían en la región andina.

El auge de Inglaterra también declinará y entrará en crisis a fines del siglo XIX.

FASE DE LA DOMINACIÓN DEL CAPITAL MONOPÓLICO NORTEAMERICANO (1910)

A partir de 1870 se inician en el seno de la economía norteamericana la II revolución industrial: el descubrimiento del acero, la electricidad, el petróleo y el desarrollo de la producción química. Su impacto fue mucho más rápido, más prodigiosos sus resultados y mucho más revolucionario sus efectos en la vida y en la mentalidad de la gente. EE.UU, se ubica a la vanguardia del desarrollo tecnológico y va a desplazar a la Inglaterra en siglos anteriores, EE.UU se lanzará a la conquista de zonas de influencia: fuentes de materias primas y mercado para su grandiosa producción.

Periodo agrominero exportador (1900-1950)

Fue gobierno de Augusto B. Leguía el que abrió las puertas de nuestra economía al capital norteamericano, bajo un diseño de economía de enclave, orientando sus sectores productivos extractivos hacia el mercado mundial controlado por este mismo capital monopólico en expansión .

En las primeras décadas se desarrolla de manera prioritaria una explotación agropecuaria: azúcar, algodón(gran desarrollo de las plantaciones agroindustriales de la costa), caucho y lanas(de ovejas y auquénidos), por un monto del 50% del valor total de las exportaciones. Y en segundo lugar, cobre y petróleo, por un valor del 20%. Es a partir de 1920 en que se evidenciará un mayor desarrollo de la minería. Una de las primeras compañías norteamericanas fue la de Cerro de Pasco Corporación, que se formó 1902, adquiriendo 5,900 acres, en la provincia de Cerro de Pasco, rica en yacimiento de cobre, plata, plomo y carbón.

La Oroya (1922) y explotó yacimientos de otras provincias mineras. En 1914, la Internacional Petroleum Company adquiere las acciones de los yacimientos petrolíferos de la Brea y Pariñas. Fueron los años de la Primera Guerra Mundial(1914-1918). Esta orientación del aparato productivo hacia la exportación se le denominó “modelo de desarrollo hacia fuera”.

Al término de la Primera Guerra Mundial se inicia la primera gran crisis de la economía norteamericana, crisis de sobreproduccion obligó a la reducción de turnos de trabajo, despido de trabajadores y cierre de fábricas. En 1929 la economía de EE.UU. no da más, y ocurre el crack, la gran depresión, la bancarrota económica de Wall Street.

La crisis norteamericana repercutió en el Perú, significó la drástica caída de las exportaciones, reducción de los ingresos fiscales, la paralización de las obras públicas, desocupación masiva, reducción del comercio; crisis de recesión y carestía.
Periodo industrial – tecnológico (1950 – 1970)

La Segunda Guerra Mundial reactivó la economía norteamericana, se acrecentó poderosa y vertiginosamente su predominio mundial. Sus capitales no sólo invaden Europa (el Plan Marshall), sino también América Latina y Asia.

La Guerra reactivó nuestra economía agro-minera exportadora. Gobierno del General Manuel A. Odría promulgó en 1950 un liberal Código de Minería.

En 1953 el 74,5% de la inversión extranjera en el Perú provenía de los EE.UU. y ésta se orientó principalmente a la minería, petróleo y manufactura.

Entre 1951 a 1955, el 35% de la inversión norteamericana se dirigió al sector de la manufactura, entre 1961 a 1962 esta inversión aumentaba a 60%. En 1959, el gobierno de Manuel Orado promulga la Ley Nº. 13270 DE Promoción Industrial.

Mientras tanto la producción agrícola para el mercado interno(principalmente alimentos para el consumo directo) tendía a estancarse y deteriorarse cada vez más. La agricultura serrana y el campesinado fueron abandonados a su suerte: sin tecnología, sin créditos, sin inversiones. Esto ocasionó dos grandes problemas: se importó productos alimenticios de manera “explosiva”: en 1960 se importó por un monto de 40 millones de dólares, y en 1965 subió a 134 millones. El segundo problema fue que se agudizó la crisis en el campo, que años más tarde dará origen a una masiva y prolongada migración hacia las zonas urbanas.

En la década del 60 se desarrolla aún más las actividades económicas urbanas: principalmente la industria (auge de la industria pesquera y de la industria de la construcción ) y el comercio. Los terratenientes de la sierra trasladan sus interese a Lima (la rentabilidad de la tierra se hace cada vez más exigua). La crisis en el campo se agudiza cada vez más, se suceden invasiones de tierras, brotes de guerrillas.

Periodo financiero – comercial (1975-1990)

El país cada vez importa menos maquinarias, lo que más se importa son capitales, vía inversiones y préstamos de capitales privados o de organismos financieros de “ayuda” exterior, cada vez más costosos (con altas tasas de interés) y en plazos más cortos. Incrementándose así una enorme deuda exterior difícil de afrontar.

La libre importación de mercancías del exterior (impulsada por las tésis neoliberales de una economía de libre mercado) llevan a la creación y consolidación de grandes empresas importadoras y financieras, y a la quiebra de un gran porcentaje de empresas industriales nacionales.

La situación peruana atraviesa, en esos últimos diez años, una profunda crisis económica, que repercute a nivel social, política y moral.

TENDENCIAS DE LOS SECTORES QUE APORTAN
AL PBI

La estructura económica de un país está integrada por una serie de diversas actividades económicas, una de ellas son las actividades que desarrollan los agentes productivos, la magnitud del valor de los bienes y servicios finales producidos constituyen el Producto Bruto Interno(PBI), variable macro económica que mide anualmente o por determinados períodos, la dinámica del crecimiento, el ritmo de las fluctuaciones y las recíprocas correspondencias que se establecen entre los índices de los sectores que la componen.

En los últimos cincuenta años el crecimiento del PBI y de los sectores componentes de la economía peruana, además de ser asimétricos y desiguales, han experimentado fluctuaciones muy significativas que han repercutido a nivel nacional y determinado una modificación radical en el carácter y naturaleza de nuestra sociedad en su conjunto.

El país ha dejado de tener una economía predominantemente agrícola y minera, para transformarse en una economía incipientemente industrial y urbana.

Esta caída de la producción agropecuaria ha creado una profunda crisis en el campo, difícil de superar a mediano plazo. A pesar que hubo una leve reactivación entre1985 y 1990.

En el plano social, esta situación impulsó a las poblaciones campesinas a migrar hacia las áreas urbanas para resolver su carencia de empleo.

La pesca dejó de ser artesanal y se convirtió, entre 1956 a 1970, en una próspera industria. El denominado “boom” de la pesca no duró mucho tiempo. La irracional pesca depredadora llevada acabo por las grandes compañías, arrasó con el cardumen de nuestro litoral, lo que obligó al gobierno de turno a implantar las vedas.

El Perú llegará a ocupar el primer puesto, a nivel mundial, en la captura de recursos hidrobiológicos. Recién a partir de 1990 parece vislumbrarse una reactivación de este sector.

El Perú no ha dejado de ser un país minero. En las década de 1950 y 1980 cobra impulso este sector por la promulgación de leyes especificas que alentaron las inversiones extranjeras, lo que trajo consigo una cierta monopolización de la explotación minera. Este rubro es el que más divisas aporta al país.

Hasta 1950 la inversión extranjera, principalmente la proveniente de EE.UU, estuvo concentrada prioritariamente en la producción minera y petrolera.

La industrialización modernizó nuestra economía. En la actualidad, más del 70% de la población nacional vive en las ciudades. Lima es la ciudad que con mayor rapidez se sigue poblando.

Sector comercio externo, en la década del 50, nos revela los problemas derivados de la integración de nuestra economía al sistema capitalista mundial, expuestas a la fluctuaciones de los precios internacionales de las materias primas.

A nivel interno, el comercio presenta un patrón de consumo desigual: muy concentrado en los grupos y clases sociales de altos ingresos, ubicados principalmente en la Capital.

El rubro de comercio creció a ritmo acelerado a partir de 1960, superando incluso al rubro de agricultura.

Las actividades comerciales internas y externas (exportación – importación) se vieron alentadas de 1980 hacia al frente, cuando el Estado se retrae en el control del comercio y propugna la liberalización del mercado y el levantamiento de las barreras arancelarias.

En 1990 la balanza comercial fue positiva, las exportaciones fueron del 53% y las importaciones del 47%. En cambio en 1995 la balanza comercial fue deficitaria, las exportaciones fueron del orden del 41,7% frente al 58,3% de las importaciones.

El 80% de nuestras exportaciones siguen dependiendo de nuestros recursos naturales(mineros y pesqueros) y el 50% de ellas siguen siendo materias primas. En la década de 1980, que ocasionó pérdidas e inseguridad en la propiedad y retracción de las inversiones que impulsó al éxodo a numerosas familias. Esta reactivación de la economía es la instalación de grandes empresas comerciales y financieras, principalmente en la Capital.

EVOLUCIÓN DE LOS GRANDES SECTORES
ECONÓMICOS

El sector primario ( agricultura, ganadería, bosques, caza, pesca, petróleo, minería y canteras), ha sido definitiva e irreversible desplazado de la hegemonía económica en el país.

El sector secundario (producción industrial-fabril, construcción, electricidad, gas etc.), despuntó rápidamente hasta 1980, en que se estancó abruptamente.

El sector terciario (comercio, transporte, comunicaciones, servicios), se constituye a partir de 1965, en el sector dominante de la economía peruana.

El crecimiento del PBI estaba por debajo de los límites aceptados (11,7%), recién a partir de 1993 se inició su elevación, el PBI creció 6,5% y , en 1994, llegó a 12,9%. Crecimiento económico que aún no resuelve la necesidad de 12 millones de peruanos.

LA ESTRUCTURA ECONÓMICA

EVOLUCIÓN ACTUAL DE LA AGRICULTURA

El pasado oligárquico

El Perú es un país de geografía accidentada, tiene una franja costera de suelo árido y pocos valles, y una amplia zona andina que sufre permanentes sequías; sin embargo, pese a estos inconvenientes, la agricultura ha sido una de las principales actividades económicas del Perú. El sector agricultura también tiene implicancias políticas.

Durante mucho tiempo estuvo asociado el poder político con la propiedad agraria. Oligarquía (grupo de familias aristocráticas con gran poder, principalmente, en el agro, pero también en las finanzas y los medios de comunicación ), gobernó el país casi toda ola etapa Republicana.

La producción agropecuaria peruana se presenta bajo tres formas: una producción bajo riego en la costa, una producción serrana de cultivos de auto subsistencia y ganadería; y una producción de plantaciones industriales en la selva.

La mayor parte de la producción costeña estaba organizada en grandes unidades de producción industrial con una tecnología relativamente moderna: mientras que las tierras de la sierra eran o grandes latifundios dedicados a la ganadería. O pequeñas propiedades campesinas que producían alimentos en gran parte de autoconsumo.

La oligarquía agraria y ganadera va a perder peso social y político, a medida que la rentabilidad de sus propiedades y las utilidades de sus empresas van disminuyendo paulatinamente.

La expansión y consolidación de los latifundios costeños y serranos, se produjo a expensas de las tierras de las comunidades campesinas y de la pequeña y mediana propiedad.

El minifundismo se manifestaba en que el 83,2% de propietarios disponían del 5,7% del total de las tierras agropecuarias. El área más rentable de la agricultura estaba ubicado en la costa norte, en los latifundios más extensos y poderosos del país.

La Reforma Agraria del Gobierno Militar

La Reforma Agraria que causó mayor impacto social y político , fue la del Gobierno Militar presidido por el Grl. Juan Velasco Alvarado (1968-1975), el objetivo fue eliminar la estructura feudal en el agro, elevar el nivel de vida del campesinado, modernizar la producción agropecuaria y acabar con la injusticia social que imperaba en el campo. La tierra fue declarada intransferible e inembargable .

Asimismo, se desactivó el otrora poderoso gremio agrario e la Sociedad Nacional Agraria, que agrupaba a los latifundistas de entonces. Como contrapartida se formó la Confederación Nacional Agraria, que agrupaba a los campesinos beneficiarios de la Reforma Agraria.

Esta Reforma en la distribución de la propiedad ocasionó la desintegración de la vieja oligarquía. Este proceso tuvo sus errores; no fue suficiente el crédito agrícola y la asistencia técnica por parte del Gobierno, no se llegó a determinar la forma efectiva de copropiedad de las nuevas empresas.

Durante el Gobierno Militar presidido por el Grl. Francisco Morales Bermúdez (1975-1980), se desmontó las acciones y logros de la Reforma Agraria y se inició un proceso de reprivatización de la tierra.

La Agro exportación

En los gobiernos de Fernando Belaunde y Alan García, se siguió dando títulos de propiedad a los campesinos. A partir de 1985 se muestra una tendencia de recuperación de la agricultura en su contribución al PBI.

La riqueza agroindustrial de la década de los 50 hasta mediados de los 80 se concentró en la exportación de tres principales productos: algodón, azúcar y café. En 1995, nuevos productos van logrando un inmejorable posicionamiento en el mercado internacional.

El agro a través del III Censo Agropecuario

El Tercer Censo Agropecuario, realizado en octubre de 1994, arrojó cifras que permiten evaluar, a 25 años de Reforma Agraria.

Existe un millón 764 mil 64 productores agropecuarios que manejan una superficie de 35,5 millones de hectáreas. La mayoría de los productores(el 55,3%) conducen minifundios. En cambio una minoría de productores agropecuarios conducen grandes latifundios.

Aún existe una relativa desigualdad en la estructura del régimen de tenencia de la tierra. En 1994, el agro fue uno de los sectores que más creció.

EVOLUCIÓN ACTUAL DE LA MINERIA

El sector minero siempre ha sido un rubro importante en la economía peruana, no tanto como creador de empleo o productor de bienes con valor agregado. pero sí como proveedor de divisas por las exportaciones, importaciones extranjeras.

Durante muchos años la minería aportó el 70% de las divisas (el 50% correspondía a la minería metálica y el 20% a la explotación petrolera.

La Gran Minería en el Perú

La mayor producción minera está sostenida principalmente por la explotación de los yacimientos de cobre, hierro y petróleo. Aún a pesar que existen varios pequeños y medianos mineros, la minería peruana estuvo dominada por el oligopolio de la denominada “gran minería”, integrada por cuatro grandes empresas norteamericanas: La International Petroleum Company (IPC), La Cerro de Pasco Koper Corporation (CPCC), la Marcona Mining(MM) y La Southern Perú Koper (SPC).

A consecuencia de la promulgación del Código de Minería, en 1950, por el Gobierno del Grl. Manuel A. Odría, se alentó a que la inversión extranjera se orientara al sector minero. Southern comenzó, en 1959, a explotar a tajo abierto el área cuprífera de Toquepala.

En 1954, la Marcona, empezó a explotar el hierro del área de Nazca; por el entonces presidente Manuel A. Odría.

En 1960, un aumento de la producción minera y auge de las exportaciones entre 1959 y 1965. En 1968, las tres empresas mineras generaban las tres cuartas partes de la producción, y procesaban y comercializaban el 85% de la producción nacional.

La Gran Minería y el Gobierno Militar

Una de las causas más directas que determinó el golpe militar del Grl. Juan Velasco Alvarado contra el gobierno del Arq. Fernando Belaunde Terry fue el escándalo suscitado en torno al contrato de concesiones entre el Estado y la IPC. Los bienes de la IPC se fusionaron con los de la Empresa Petrolera Fiscal (EPF).

A inicios de la década del 70, la gran minería presentaba las siguientes características: predominancia del capital norteamericano, masiva exportación de utilidades a los EE.UU., subvaluación de precios de mano de obra, la mayoría de propiedad de nacionales.

Aporte de la Minería al PBI

El aporte directo de la minería al PBI entre 1973 y 1975 fue uno de los más bajos en los últimos 25 años, fue de 7,22% , como consecuencia de la política estatista que creó desconfianza al inversor extranjero y nacional. A partir de 1980, cuando el gobierno de F. Belaunde planteó nuevas reglas de juego al inversionista extranjero. La denominada Ley Kuczynski (ministro de Energía y Minas de aquel entonces era Pedro Pablo Kuczynski), promulgada en el Gobierno de Belaunde, estuvo orientada a otorgar una serie de franquicias y otras facilidades a las empresas extranjeras, siempre y cuando invirtieran en actividades petroleras y mineras del país.
De 1980 a 1985, se reactiva vigorosamente el sector minero, llegando ese primer año a duplicarse su aporte al PBI (12,85%), y 1984 –1985, el Perú sigue siendo un país minero: el cobre, la plata, el zinc, el plomo y el hierro, constituyen el 95% del valor total de la producción minera metálica y el 40% del valor de las exportaciones.

Igualmente la explotación petrolera logra un record en la producción, de 26 millones de barriles en 1975 a 71 millones de barriles en 1980, incremento que se inicia a partir de 1970, con los descubrimientos de los yacimientos petrolíferos de la selva norte.


EVOLUCIÓN ACTUAL DE LA PESCA

De la Pesca Artesanal a la Pesca Industrial

La pesca, que siempre había sido una actividad artesanal en el Perú desde mucho tiempo atrás, se convirtió de manera vertiginosa en una pujante industria en la segunda mitad del presente siglo. El sector pesca creció extraordinariamente a partir de 1960.

Las grandes empresas excedieron el límite de pesca ecológicamente recomendable. La tasa de ganancia de las empresas nacionales se fue reduciendo cada vez más, por la fuerte competencia entre los empresarios nacionales, por las elevadas tas de interés que debían pagar por el financiamiento externo recibido. Esto los obligó a desarrollar, conjuntamente con las expresas extranjeras, una voraz explotación irracional, que agotaría el recurso hasta casi extinguirlo, dejarían como saldo una flota pesquera varada, industrias harineras con capacidad instalada ociosa, programación de prolongadas vedas y miles de pescadores y obreros si trabajo.

En 1973, el Gobierno Militar reorganiza el sector pesquero y estatiza toda la industria, creando Pesca Perú para la producción y EPCHAP para la comercialización.

Hacia la Reactivación de la Pesca

A inicios de la década del 90 el sector pesquero se reactiva. En 1993 el Perú fue el segundo país del mundo que más pescó: 8’410,000 TM de pesca industrial, después de china y seguido de Japón.

En 1994 la captura fue mayor, se lograron 11millones de TM de recursos hidrobiológicos.

EL PROCESO DE INDUSTRIALIZACIÓN

En el Perú se han dado varios intentos de llevar a cabo un proceso de industrialización, todos ellos han sido frustrados porque no han sido concebidos ni elaborados con el respaldo de una política económica que plasme, en primer lugar los intereses y objetivos de un proyecto nacional integral.
El capital monopólico y la industria nacional

La industria manufacturera es el sector económico que ha crecido de modo más rápido y sostenido desde 1950 a 1978. Los cambios más significativos en el sector industrial se dieron entre 1955 y 1965, como parte del proceso del modelo de “industrialización sustitutiva de importaciones”.

Desde un inicio la producción industrial estuvo dominada por las ramas de alimentación y textiles; y por dos ramas dinámicas, la de insumos industriales, la metal básica y la metal mecánica.

Para que nuestra economía deje de ser, a partir de la década del 50, predominantemente agro minera exportadora, para transformarse cada vez más en una economía predominantemente urbana industrial y financiera en proceso de expansión.

Inversión Extranjera y Transferencia Tecnológica

La inversión extranjera contribuyó de manera directa a generar un deterioro de nuestra balanza de pagos, debido principalmente a la creciente salida de recursos financieros hacia el exterior.

Asimismo, la transferencia tecnológica generó un profundo desequilibrio en la estructura productiva del país, estableció una producción moderna en algunas áreas urbanas y mantuvo una producción tradicional y poco rentable en el campo.

El mayor número de empresas y establecimientos que se han posicionado en la industria peruana proceden de los EE.UU. En 1969, existían un total de 242 empresas extranjeras de origen estadounidenses, europeo, Japonés principalmente) que controlaban el 44% de la producción y el 40% de los activos fijos, más dinámicas y de vanguardia tecnológica. Estas empresas extranjeras han establecido, además, formas monopólicos u oligopolios.


EL PATRÓN DE PRODUCCIÓN INDUSTRIAL

Los grupos de poder económico y político dominantes, los mecanismos de control económico sobre la producción, la distribución del excedente, han configurado una estructura productiva que obedece lógicamente a sus intereses. Esta estructura productiva se orienta principalmente a la satisfacción de la demanda externa mediante la explotación indiscriminada de nuestros recursos naturales; no está orientado a satisfacer las necesidades básicas de la población.

Cuando el aparato productivo se orienta al mercado interno, se dirige a satisfacer más la demanda de los pequeños grupos nacionales de altos y medianos ingresos : estructura de producción que responde al patrón de consumo de estos grupos sociales, muchas veces condicionado por influencia alienantes de sociedades consumistas y resultante, en alto grado, de la influencia persuasiva de la publicidad.

Tecnología y Empleo

Gran parte del crecimiento de la década del 70 fue el resultado de la plena utilización del exceso de capacidad creado durante esa fase. El modelo de industrialización otorgaba un rol determinante a las empresas y a la tecnología extranjeras.

La oferta de trabajo para la industria no fue nunca un problema en el Perú: existía un gran ejército laboral de reserva, formado por los trabajadores relativamente calificados de los talleres artesanales. Cuando la migración del campo a la ciudad se acrecienta, la oferta laboral se hace masiva. Esto determina, como primer efecto económico, que se depriman los salarios.

Aporte del Sector Manufacturero al PBI

En 1975 la producción manufacturera representaba más de la cuarta parte del PBI. El 72.4% del número de establecimientos industriales están ubicados en la Capital, en 1955 la industria importaba el 23% de sus insumos, en 1975 compraba en el exterior un 50%.

La producción industrial estaba muy concentrada en empresas pertenecientes a un mismo grupo de propiedad.

El mercado interno para las manufacturas estaba muy concentrado en términos espaciales, gran consumo en las ciudades de la costa, y de ingresos eran los grupos y clases sociales de altos ingresos.

A partir de la década de 1980, al aporte del sector manufacturero al PBI irá perdiendo peso, la liberalización del mercado de importación facilitará el ingreso de productos industriales del exterior, que competirán ventajosamente con los bienes producidos en el, país esto traerá como cierre y quiebre de muchas empresas y lógico incremento de la desocupación.

Entre 1980 a 1992, el ritmo de crecimiento del sector industrial ha disminuido notoriamente. Esta recesión de casi todo el aparato productivo por las siguientes razones: la apertura a la libre importación de bienes de consumo extranjeros, a los productos industriales nacionales les falta competitividad frente a los importados, la pérdida del poder adquisitivo de la población y el nivel de las remuneraciones de las grandes mayorías no ha evolucionado favorablemente, reduciéndose la capacidad de consumo de la población.

De 1990 a la actualidad, el sector manufacturero se sigue sosteniendo, en primer lugar, en el desarrollo de la producción de alimentos y bebidas (productos lácteos, fideos, y harina, azúcar, arroz, conservas, gaseosas y licores), porque tiene un mercado seguro; le sigue la producción metálica básica.

LA INFORMALIDAD EN LA INDUSTRIA


El excedente de mano de obra desocupada que expulsó el agro en crisis y que la industria urbana tampoco pudo darle empleo, determinó que estas grandes masas de población migrante que llegó a las urbes optara sortear la legalidad instituida para poder acceder a una actividad productiva o de servicio que les permitiera obtener recursos de subsistencia.

Es así como se produce el crecimiento de una economía popular de carácter informal. La informalidad consiste en la formación de un circuito económico paralelo al oficial y legal, constituido por numerosas actividades y pequeñas empresas no registradas formalmente, muchas de ellas funcionan sin licencia o autorización municipal, no emiten facturas, ni recibos, sus trabajadores no están en planillas, no pagan impuestos ni tributos.

Las características más resaltantes de este sector alternativo en crecimiento son: empresas o establecimientos pequeños, su producción está dirigida principalmente al mercado interno, uso intensivo de la mano de obra, utilización del trabajo familiar, alta flexibilidad, sentido agudo de la creatividad.

Se estima que mayo de 1996, existen unas 150 mil pequeñas empresas y más de 2 millones de microempresas , convirtiéndose este sector en la principal fuente de empleo nacional.

Lima es la ciudad que concentra aproximadamente el 50% de las pequeñas empresas y el 60% de las microempresas que existen en el país.

En la actualidad, existen en el país más de 500 gremios empresariales que agrupan a las pymes. (pequeña empresa y microempresa nacional).

Gran parte de ellos iniciaron en 1995 la tarea de agruparse formalmente creando, la Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conampyme).

LA INVERSIÓN Y LA DEUDA EXTERNA

Evolución histórica de la Deuda Externa

Según su origen o procedencia la inversión puede ser: nacional o extranjera. Los países que históricamente han padecido una política externa de dependencia y dominación difícilmente pueden alcanzar una capacidad de ahorro que les permita afrontar los requerimientos de una inversión interna.

Desde los albores de la República el Perú ha tenido que acudir al financiamiento externo, vínculo que se estableció bajo dos modalidades : 1º como inversión directa, cuando el capital se orienta hacia actividades de carácter productivo o comercial; y 2º como préstamos o créditos, cuando la banca internacional extiende sus operaciones a través de instituciones financieras u organismos gubernamentales.

El Perú ha contraído diversos préstamos que le han sido difícil pagar oportunamente y en las cuotas fijadas, por lo que ha hecho vivir penosos ciclos de crisis por endeudamiento. Esta crisis de pagos han estado asociado a crisis en nuestras exportaciones.

ENDEUDAMIENTO CON EL CAPITAL INGLES

Desde los inicios de la etapa Republicana, el país tenía deudas internas (por daños y perjuicios a particulares) y externas, antes y después de las guerras emancipadoras, con diversas naciones americanas (Venezuela, Colombia y EE.UU.), Francia e Inglaterra.


Del primer crédito a la primera deuda

El primer crédito que le llegó al Perú fue en 1822( dirigía los destinos del país un Congreso Constituyente), consistió en 1’200,000 Libras Esterlinas otorgadas por el comerciante inglés Thomas Kinder para financiar los costos de la Guerra de la Independencia. En abril de 1826, se inicia nuestra primera crisis de pago.

El Contrato Dreyfus

A partir del descubrimiento y la explotación del guano en 1842 el Perú volvió a ser considerado sujeto de crédito internacional.

Contrato Dreyfus consistió en que esta firma operaría la explotación de las islas guaneras a cambio de saldar las viejas deudas contraídas. Sin embargo el “boom” del guano permitió pactar nuevos créditos entre 1848 a 1876.
La Corporación Grace firma, en 1890, el famoso Contrato con el gobierno peruano, a través del cual Willian Grace se compromete a comprar los bonos de la deuda externa peruana en el mercado de valores de Londres a cambio de que se le entregue la administración de los ferrocarriles por 66 años, un pago anual de 80 mil L.E. durante 30 años, la administración de la explotación del guano, el derecho de navegación en el Lago Titicaca y 5 mil acres de terreno en Cerro de Pasco.

ENDEUDAMIENTO EN EL SIGLO XX

En el primer lustro del presente siglo hubo un significativo endeudamiento, con fines fundamentalmente militares y para terminar de pagar la deuda anterior. Siendo Augusto B. Leguía Ministro de Economía, gobierno de Manuel Pardo.

En 1920, cuando A. B. Leguía se hace cargo de la Presidencia de la República, este endeudamiento se reactiva.

La presencia del capital norteamericano

a) Los primeros empréstitos(1897)

En 1922 el Guaranty Trust Co. de Nueva York otorga el primer empréstito norteamericano, que ascendió a 2’500,000 dólares al 8% de interés y 5% por concepto de comisión. La garantía estuvo constituida por la renta del petróleo.

En 1929, similar a lo acontecido en 1876, el país atravesó por un período de grave crisis con el sector externo: nuestros ingresos por exportaciones disminuyo en 71% (134 millones de dólares a 39 millones, entre 1929 y 1932) y se suspendió drásticamente los pagos de la deuda.

Sin embargo, en 1931, hubo la posibilidad, dada la situación internacional, que el Perú y gran parte de América Latina se beneficiara con una moratoria del pago de la deuda. Esto determinó que se diera la debida importancia: 1) a las divisas como fuente para financiar la adquisición de bienes del exterior; y 2) al capital nacional para financiar las obras del Estado y el desarrollo industrial.


b) Nuevo flujo de empréstitos

El Perú volvió a endeudarse hasta la década de 1940. A consecuencia de la 2da. Guerra Mundial hubo necesidad de expandir las inversiones en las minas cupríferas de Cerro de Pasco. El gobierno norteamericano inicia el otorgamiento de pequeños préstamos al gobierno de Manuel Prado( primer período: 1939-1945).

En 1947 el gobierno peruano (José L. Bustamante) reconoce la deuda impagada de 1931. Manuel A. Odría (1948-1956), gobierno con solvencia económica que se caracterizó por invertir en infraestructura de bienestar social.

En su segundo período Manuel Prado (1956-1962), impulsando un gobierno de corte liberal, hizo posible que el Estado intervenga cada vez menos en la economía. Cuando asumió el poder Fernando Belaunde Terry (1963-1968), inició su gobierno proponiendo una plataforma populista destinada a modernizar la economía y reducir la presión social.

Entre 1963 y 1968, el 60% de los créditos totales desembolsados provinieron de la banca privada y de los proveedores de tecnologías internacionales. Estos créditos eran duros para ser pagados.

En 1966 hubo un gran déficit en nuestra balanza comercial lo que ocasionó una grave crisis. La súbita expansión de la pesca entre 1969 y 197, que permitió amortizar gran parte de nuestras obligaciones externas.

LAS INVERSIONES DIRECTAS DE LOS EE.UU.
EN EL PERÚ

Desde fines del siglo pasado empiezan a llegar al Perú los primeros montos de la inversión directa de capitales provenientes de los EE.UU. Durante el segundo gobierno de Augusto B. Leguía (1919-1930) la inversión directa de los EE.UU. se convierte en hegemónica en el Perú.

En un inicio el capital norteamericano se dirigió al sector minero: en 1922 los yacimientos principalmente cupríferos recibieron el 64,3% del total de las inversiones. Terminada la 2da. Guerra Mundial que el flujo de la inversión norteamericana se acrecienta cada vez más.

La consolidación del capital monopólico norteamericano a nivel mundial, a partir de la post guerra, significó que éste tendiera a establecer en América Latina un nuevo esquema de dominación, con las principales grandes empresas y conglomerados norteamericanos y multinacionales.

Estas inversiones estuvieron dirigidas principalmente a la minería, a la industria manufacturera, al petróleo, comercio y otros.

La producción de bienes de consumo directo

En los años comprendidos entre 1950 al 1963 la inversión norteamericana se dirigió en forma preferencial hacia las ramas industriales livianas más tradicionales de la producción de bienes de consumo: alimentos, vestidos, bebidas, textilerías, etc.

En esta actividad productiva, la modalidad de la penetración, imperialista en forma de enclave, fue desplazada por una relativa irradiación sobre gran parte de nuestra estructura productiva.

La producción de bienes intermedios y bienes de capital

Entre los años 1965 al 1974 el capital internacional se orienta de manera preferencial a las ramas productoras de bienes intermedios (insumos para la industria). A partir de entonces se convertirán en las actividades productivas más dinámicas y de vanguardia tecnológica.

El capital extranjero determinó que las grandes empresas y conglomerados multinacionales introduzcan instrumentos y procedimientos tecnológicos de países metropolitanos, principalmente de EE.UU., A Alemania Federal, Japón, Suiza, Inglaterra, Francia.

Estas significativas inversiones que se hicieron en el país determinó el crecimiento de la industria manufacturera mas no así la estructura económica en su conjunto. La agricultura, el sector que concentra mayor población y provee de alimentos a las ciudades, fue abandonada a su suerte.

La incorporación del capital internacional se expandió en función de las necesidades internas del país, sino exclusivamente de acuerdo a las necesidades de los mercados externo e interno, ambos controlados por estas empresas monopólicos.


Balance entre la entrada y salida del capital de EE.UU. en el Perú

Durante el período de 1950 a 1971, la entrada de inversión neta proveniente de los EE.UU. fue de US$ 371 millones, que generó una utilidad de US$ 1,283 millones. De esta última cifra se reinvirtieron en el país solamente US$ 104 millones, y salió del país hacia los EE.UU. US$ 1,162 millones de utilidades, dividendo, intereses, regalías, pago de patentes, etc.

Por cada 3 dólares con 70 centavos invertidos, las empresas norteamericanas obtuvieron 16 dólares con 90 centavos de utilidades, reinvirtiendo en el país 1 dólar y se llevaron a los EE.UU. 11 dólares con 62 centavos.

Hasta que punto la denominada “ayuda exterior” contribuye al desarrollo del país o, por el contrario, implica un proceso de descapitalización constante e irremediable; por los bajos costos de producción: baja o nula tributación, su valuación de los bienes o servicios producidos , reducidos sueldos y salarios a empleados y obreros peruanos; por la sobrevaluacion en la importación de insumos y compra o alquiler de tecnologías.

Asimismo, las fluctuaciones en los montos de los ingresos netos de capitales a lo largo del período 1950-1971, coyunturas políticas por las que ha transcurrido el país.

DE LA IMPORTACIÓN DE MERCANCÍAS A LA
IMPORTACIÓN DE CAPITALES


Desde mediados de la década del 70, a consecuencia de un estancamiento económico en los países industrializados, la banca internacional se expande hacia los países del Tercer Mundo; de esta manera, en este nuevo mercado internacional financiero, el capital monopólico ya no exporta mercancías sino principalmente capitales.

En 1967, el Perú ingresa al mercado internacional de capitales, después de haber invitado a una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI). Es así como el país recibe, un crédito de 100 millones de dólares para refinanciar la deuda externa y para cubrir el déficit fiscal; no obstante, el Ministro de Economía y Finanzas tuvo que incrementar los impuestos y modificar el presupuesto de la república, a pesar de ello, el año de 1967 concluyó con una severa devaluación del sol, de 54%.

En 1968, se logra imponer una política de estabilización. A principios de julio de 1968 una delegación del gobierno peruano sale al exterior para intentar refinanciar la deuda externa por un monto de US$ 198 millones .

En setiembre se logra un crédito de US$ 128 millones de la banca americana y canadiense, y otros US$ 70 millones de gobiernos y proveedores japoneses y europeos en el Club de París. Meses después se dio el Golpe Militar del Gral. Juan Velasco Alvarado(1968-1975).

La crisis internacional de la deuda

Las raíces de la denominada crisis internacional de la deuda, que se inicia a partir de 1982 y que afectó gravemente a los países dependientes y dominados como el Perú, se debió a los siguientes hechos que sucedieron a inicios de 1980:

a) el mal uso dado a los préstamos recibido, la facilidad con el que se consiguió el crédito externo durante los años 70, hizo que éste fuese usado irracionalmente.

b) la afluencia indiscriminada de capitales especulativos: permitió a los países árabes acumular una gran cantidad de divisas, la necesidad de buscar una colocación rentable a estos depósitos, hizo que estos bancos comenzarán a otorgar créditos a manos llenas a los países de escaso capital.

c) la política monetaria restrictiva aplicada por los EE.UU., a inicios de los años 80.

Desde el inicio de las crisis internacional de la deuda en 1982, han ensayado diversos esquemas y fórmulas para negociar sus compromisos adquiridos. Esta crisis se caracteriza por dos aspectos: a) la imposibilidad de la mayoría de los países dependientes de seguir pagando su deuda externa; y. b) la exigencia de condiciones cada vez más dura por parte de los hacedores para el pago de la deuda: elevación de las tasas de interés, períodos más cortos para dicho pago y ausencia de nuevos créditos. El Perú había dejado de atender la deuda con la banca internacional desde el año de 1984. A consecuencia de ello el país comenzó a recibir un escaso financiamiento externo.

En 1989, se reinicia lentamente el proceso de reinserción del Perú a la comunidad financiera internacional con el restablecimiento de relaciones con el Fondo Monetario Internacional.

Sin embargo, en vez de disminuir, la deuda externa cada año se incrementa de manera inevitable. Según la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) la deuda externa de era, en 1993, de US$ 504,488 millones, y en 1994 ascendió US$ 533,767 millones; en un año se incrementó en US$ 29,277 millones más.

Destino de los préstamos del exterior

Endeudamiento externo asumido por el Estado, durante el período de 1969 a 1984.

Los datos revelan que los porcentajes de los préstamos dedicados a los sectores productivos del país cada vez fueron menos. En un inicio la inversión en infraestructura fue superior respecto al sector productivo, pero en su segundo período decayó, para luego recuperarse. Los sectores sociales fueron los que menos inversión recibieron por parte del Estado; el endeudamiento externo se orienta a sufragar los gastos de defensa y a refinanciar la deuda externa.

Una conducta recurrente en los gobernantes peruanos, inclusos en los períodos más severos de la crisis económica, ha sido comprar más armamentos y equipos bélicos, tal como se ha visto en 1967, 1977 y en 1984.

Una deuda de nunca acabar

La deuda externa peruana, en 1966, asciende a US$ 26,000 millones. Desde 1991 los pagos se han concentrado básicamente a los organismos internacionales; Fondo Monetario, Banco Mundial, Banco interamericano de Desarrollo.

En 1992 se ha venido amortizando parte de la deuda contraída con los países industrializados, agrupados bajo el nombre de Club París. En cambio, a la banca acreedora comercial no se le paga desde 1993.

Según datos del Banco Central de Reserva, el monto de los pagos que se han estado efectuando sobrepasa el monto de los préstamos que el país ha recibido. La preocupación de algunos analistas es que el monto del pago de la deuda externa ya no debe sacrificar más el progreso económico y social del país.
En mayo de 1996, el monto de las reservas internacionales netas del Banco Central de Reserva ascendieron a US$ 6,930, lo que indica que el país nuestra liquidez y capacidad financiera. Esta mejora permite tener la capacidad para cumplir con las obligaciones contraídas con el exterior.

LAS ACTUALES INVERSIONES EN EL PERÚ

La inversión extranjera registrada en 1995 ascendió a US$ 4,810 millones, según datos de la Comisión Nacional de Inversiones y Tecnología Extranjera (Conite).

Conite informó que ésta representó un incremento de 171% en dicho período.

Entre los países que mayor han invertido en el país destacan:

España con US$ 2,185 millones (participando con el 45% de la inversión extranjera total), por la compra de Telefónica del Perú y la instalación en el país del Banco Bilbao Vizcaya, fundamentalmente. De los Estados Unidos proviene el 17% del Reino Unido el 8%, de los Países bajos el 6% de Panamá el 4,5% y de Chile el 3,8%.

Los sectores que reciben estas inversiones, el ramo de las comunicaciones alcanza el mayor porcentaje (41,6%). Los otros sectores que concentran mayores montos de inversión son minería (20%), industria (13,5%), finanzas (8%) y energía (7,5%), estos cinco sectores concentran el 91% del monto total del stock de la inversión registrada.

La inversión extranjera se hizo presente también en la actividad petrolera, gran atractivo al capital externo, pero ésta opera bajo la forma de contrato con el Estado.

Con el Conite, entre enero y octubre de 1995, las remesas de capitales al exterior por concepto de regalías y dividendos alcanzaron la cifra de US$ 36’810 millones. Los mayores montos de regalías correspondieron a empresas extranjeras proveedoras de tecnologías y licencias de origen estadounidenses.

Las remesas de capitales al exterior fueron generadas principalmente por empresas del sector industrial (72,6%) y comercial (27%).

Otro rubro al cual se dirigen las actuales inversiones del exterior es la Bolsa de Valores de Lima. En 1994 la inversión extranjera representaba alrededor del 70% de las inversiones en el mercado bursátil limeño. En abril del año 1965 el valor de la inversión extranjera que participa en la Bolsa de Valores de Lima fue el 68%.Estos capitales provienen de EE.UU, Inglaterra, Luxemburgo y Panamá.

La relativa paz social que actualmente se vive en el país, crea otra vez expectativas favorables al inversionista extranjero.



2.- TEMA ESPECÍFICO:

5. INVESTIGUE TODO LO REFERENTE ACERCA DEL CRECIMIENTO POBLACIONAL DE SU LOCALIDAD : CRECIMIENTO DE LA POBLACIÓN TOTAL, CRECIMIENTO SEGÚN ÁREA URBANA O RURAL, ÍNDICE DE LA POBLACIÓN QUE HA EMIBRADO E INMIGRADO DE SU LOCALIDAD, DE QUÉ LUGARES PROCEDEN LOS INMIGRANTES Y A QUÉ LUGARES SE DIRIGEN LOS EMIGRANTES.

LA POBLACIÓN PERUANA

La población peruana es una de las más heterogéneas en América Latina. Las diferencias en los niveles económicos (por regiones geográficas y por grupos y clases sociales) la diversidad racial y cultural (diferencias lingüísticas, religiosas, etc.), que influyen en los conflictos sociales, y en el nivel real de las oportunidades, hacen de la sociedad peruana una nación en construcción, que requiere adecuados mecanismos de identidad e integración.

LAS MIGRACIONES INTERNAS

A partir de 1940 se ha dado en el país un masivo proceso de desplazamiento poblacional desde las áreas rurales hacia los centros urbanos de la costa.

Este crecimiento desmesurado de la población urbana costeña en detrimento de la rural, ha sido ocasionado por los constantes flujos de migraciones internas ocurridas en los últimos 50 años. Las motivaciones predominantes de las migraciones del campo a la ciudad son : la escasez de tierra cultivable, la ausencia de trabajo en las áreas rurales, bajos salarios, el centralismo histórico (administrativo, económico y político que ejerce el Estado desde la Colonia), la ampliación de la red de vías de comunicación y transporte, las imágenes desvalorizadas de lo rural y sobre valorizadas de la ciudad.

En las áreas rurales no ha disminuido la población, ésta sigue creciendo en cifras absolutas pero a un ritmo y en número inferior a lo ocurrido en las zonas urbanas, y sigue sin atención plena del Estado. Se evidencia que Lima sigue siendo un poderoso atractivo para los migrantes, al igual que ella otros tres departamentos importantes de la costa comparten dicha atracción.

Asimismo, San Martín y otros departamentos de la Selva, como Ucayali, Amazonas y Huánuco, se van convirtiendo en nuevos focos de atracción poblacional, en la medida que Lima se va saturando y va perdiendo capacidad para ir absorbiendo a un mayor número de migrantes en situación de desempleo y sin vivienda.

Entre los departamentos de mayor índice de población emigrante están Lima con 9,9%, Cajamarca con 9,9%, Ancash con 7,5%, Junín con 6,8%, Ayacucho con 6,5% y Puno con 6.1%.

Estos datos implica conocer la base económica y social en que se producen estos desplazamientos poblacionales. De tal modo que podría decirse que la migración interna es una forma de desplazamiento de la mano de obra prioritariamente hacia Lima, en donde está el mercado laboral más dinámico y atractivo del país, al que concurren continuamente una fuerza laboral joven y calificada en busca de medios de subsistencia.

De esta manera, lo que acontece a Lima es la síntesis de un modelo de integración parcial del país a partir de un incipiente desarrollo urbano-industrial de la costa.


































































INDICE






I.- INTRODUCCIÓN





II.- DESARROLLO DEL TEMA



1.- ASPECTOS CONCEPTUALES

2.- TEMA ESPECÍFICO:

III.- BIBLIOGRAFÍA



Cotler, Julio -Clases, Estado y Nación en el Perú.


Del Busto, José Antonio -Historia